28 junio, 2008

Gisela Dulko Es optimista para el futuro

Gisela Dulko Es optimista para el futuro

La argentina Gisela Dulko se despidió el sábado de Wimbledon frente a la quinta favorita, la rusa Elena Dementieva, en un partido jugado "de igual a igual", una circunstancia que invita a la tigrense a pensar que puede estar más arriba en el ránking.

Esa fue la opinión de Dulko tras el choque. Durante el mismo, la sudamericana comenzó jugando muy agresiva. Movió a la rusa de lado a lado, jugó un "gran slice", como ella misma reconoció, y le hizo dos rupturas a la rusa que le situaron con 4-0 y saque a su favor.


"En el primer set me salía todo, jugaba bien muy tácticamente", afirmó. Después Dulko perdió agresividad y abrió la puerta del partido a la moscovita. "Sí, ahí ella mejoró su saque, yo ahí no metí muchos primeros, por eso ahí forzadamente estuve más defensiva. El 'slice' me empezó a salir más englobado y ella tenía más tiempo para golpear y empezó a mandar".

Otra de las claves radicó en el segundo set, cuando Dulko, con 5-4 a su favor, estuvo a dos puntos de hacer el set.

"Tengo un poco de bronca", explicó Dulko, "analizando todo creo que jugué a un buen nivel y estuve ahí, ella es una jugadora de las diez primeras y yo creo que la jugué de igual a igual. Ésa es la clase partidos que quiero seguir jugando".

La sensación general es que Dulko puede seguir subiendo posiciones en el ránking mundial. Ella asiente: "Obvio que sí. Creo que estos partidos me demuestran que puedo estar en ese nivel. De Wimbledon y del pasto me voy muy bien. Estaba jugando bien, creo que puedo llegar más arriba también".

Según la jugadora, la Copa Federación fue un momento de inflexión en la temporada. Ahí su juego ganó en confianza y en madurez.

Además, la actual situación en el circuito femenino invita a Dulko a pensar que este es un buen momento para su tenis. "El tenis femenino está para cualquiera, está muy abierto. Antes la Graf ganaba todo fácil hasta semifinal, o Hingis o las Williams. Ahora todas tenemos oportunidades de estar arriba, por eso creo que es un buen momento para aprovechar la situación".

Los planes de la jugadora argentina pasan ahora por entrenarse una semana y media en Buenos Aires y disputar Stanford, Los Ángeles y Montreal antes de viajar a Pekín para disputar los Juegos Olímpicos.



No hay comentarios.: